lunes, 11 de septiembre de 2017

El hombre de 31 años ha muerto.




Solía verlo tantas veces como me fuese posible, era un tipo que genera una atmósfera tan triste que las personas evitaban acercarse. El  me trasmitía un sentimiento con el cual me veía extrañamente vinculado, a través de su dolor  expresaba mi propio dolor, desconozco su nombre pero realmente eso me resultaba irrelevante, lo único que me importaba era ver a través de sus ojos  la infinita tristeza que lo agobiaba.

Me llamo XXXXXXXX XXXXXXX soy un tipo realmente solitario que a través de mi ventana veía lo único que daba sentido a mi vida y eso era ver pasar a este extraño hombe, lo único que sabía sobre él era que tenía 31 años. Al verlo pasar podía ver como la más leve brisa lastimaba su alma y como esto reflejaba aún más  su tristeza, esto me permitía seguir viviendo entre los recuerdos que atormentaban mi vida, este hombre sin saberlo era la persona más importante en mi vida, el único que de una manera misteriosa comprendía mi sufrir. Nunca deseé conocerlo era como si una parte de mi sabía que no debía hacerlo,  simplemente me limitaba a alimentarme de su dolor. Varias de las veces que lo miraba podía observar como una lágrima brotaba de lo más profundo de su corazón y yo sentía que debía llorar con él.


Un día sin querer supe que él había fallecido, nunca supe ni me importó saber cómo murió, pero en ese momento quise conocerlo así que simplemente me dirigí hacia su funeral. Lentamente me acerque a ver su rostro, necesitaba conocerlo, fue tal mi asombro que de repente un dolor universal  vino sobre mí al ver que mi alma yacía postrada  dentro del ataúd, siempre estuve viendo mi propio reflejo a través de la ventana, estuve presenciado mi lento transitar hacia la muerte, mis lágrimas no fueron suficientes para despejar toda la tristeza de mi corazón, este hombre de 31 años que ha muerto soy yo, quizá en el fondo siempre lo supe y no lo quise aceptar, finalmente me he visto vencido por los tormentos de una vida que jamas pude comprender.


Adiós

martes, 22 de agosto de 2017

Poema para mi novia



Me gusta despertar antes que ti, lo hago intencionalmente pues me deleito al verte dormir, tu paz llena mi corazón, mi alma y mi vida. Quiero ser el aire que respiras y asi llegar a lo mas profundo de tu ser, quiero ser parte de ti y de tu cuerpo, pero al ser el aire q respiras me exhalas y no soporto la idea de no estar dentro de ti, por lo que prefiero ser la sangre que recorre tu vida, ser drenado por tu corazón e intentar nunca salir. ¿Cómo explico que fuera de tu cuerpo simplemente muero lentamente? Te sigo observando y veo como una lagrima cae de tus ojos, ¿Cómo logro saber los motivos que tienes para llorar? quizá soy yo quien causa ese dolor, pero no puedo separarme de ti, talvez deba alejarme mientras duermes pero no puedo, sé en el fondo de mi corazón que eres tu  a quien me pertenezco. La vida entrelazó nuestros caminos de una manera en la que nunca pudimos entender, y personalmente ¿Para qué pretendo entender? Si todas las respuestas las encuentro al verte dormir. Este amor inperfectamente perfecto es lo que vivimos es lo que soñamos es todo cuanto quiero saber.

Je t'aime